Llegó el hermanito de Lorenzo

- ¡Uy! ¡qué día!, dijo Tati a Catalina, mientras se recostaba sobre el pastito del jardín.

Todos en la casa estaban revolucionados: iban y venían, hablaban mucho y llenaban bolsos con ropa.

Es que el hermanito de Lorenzo había llamado porque estaba pronto para llegar a su casa.

Lolo estaba inquieto y ya que sus abuelas estaban de visita las invitó a pasar la tarde en el Zoológico.



Vieron muchos animales y descubrieron hermosos peces en el gran acuario del Bioparque.

Cuando volvieron a casa, Lolo se encontró con la gran novedad.

¡¡YA TENÍA UN HERMANITO!!

Y muy, pero muy prontito lo iba a conocer.

Silvia B. Giordano
Publicar un comentario

Entradas populares