¡Hico, hico caballito!

A Lorenzo sus papis le regalaron un caballito muy bonito. Tiene la piel suave de color claro, una cabellera hermosa y baila para adelante y para atrás.


Todavía el caballito no tiene nombre y está muy ansioso esperando que Lorenzo se lo ponga.
Cuando a la noche se van todos a dormir, piensa y piensa: - ¿Qué nombre me pondrá Lorenzo?, ¿Cuándo lo va a elegir?, ¡Quiero tener otro nombre además de Hico, Hico!, suspira.
Publicar un comentario

Entradas populares