Después del Colegio


Hoy después del cole, Lolo y los amigos vinieron derecho a su casa para terminar esa tarde a puro juego.

Tomaron la leche que mamá preparó para todos, muy ansiosos por empezar con la diversión.
Con cuatro sillas armaron una cancha y...

¡Listo!

Se armó el partido de fútbol.

Cuando ya cansados, se acostaron sobre el pasto, se dieron cuenta que no sabían quien había sido el ganador.

Después de mucho pensar y pensar, decidieron que todos eran ganadores:

No importada cuantos goles convirtiera cada equipo, sino lo feliz y divertido que era jugar con amigos

- ¡Qué se repita, Lolo!, dijeron al despedirse sus amigos cuando los papás vinieron a buscarlos


Silvia B. Giordano
Publicar un comentario

Entradas populares