El Pez Kobis en la Isla del Tesoro

En las Islas Lejanas había mucho para ver y conocer.


Mientras el Gran Tiburón visitaba las Islas Lejanas Grandes, el Pez Kobis recorría las Islas Lejanas Pequeñas.

El Pez Kobis nadaba para aquí y para allá, cuando de pronto escucha...

¡TOC! ¡TOC! ¡TOC! ¡QUÉ ALGUIEN ME AYUDE!

Todo ese barullo venía desde dentro de un cofre que descansaba en el fondo del mar.

Dando una voltereta, Kobis logró levantar la tapa del cofre y de allí salió muy apurada ...

¡Una pequeña pecesita de bellos colores!!

- ¡Oh! ¡Gracias!, dijo la pecesita. - ¡Mira que hermosas cosas hay aquí!, le mostró el interior del cofre con su aletita.

Y ¡Sí! ¡Había muchas piedras brillantes!

Con mucho trabajo y dedicación, el Pez Kobis y la Pecesita repartieron todo lo que estaba en el cofre entre las algas y caracolas, adornando con sus brillos, reflejos y colores, todo el fondo del mar.

¡Que alegría! Ahora su precioso mar estaba muy contento.





Publicar un comentario

Entradas populares