Es un día feliz

Hoy Lorenzo está especialmente contento.

Papi y mami no fueron a trabajar porque es domingo y se dedicaron a mimarlo y a jugar todo el tiempo con él.

Se despertó muy tempranito y después de un requerriquísimo desayuno con tortitas, los tres fueron a saludar a los Papás del Cielo a la gran casa a donde siempre van muchos amigos a saludarlos.

Al ratito de volver a casa llegaron muchas visitas:  sus abuelos y  sus tíos. ¡Y todos jugaron con él!.

La Tata Chiqui lo hamacó en su hamaca del jardín, la abu Sil jugó a las escondidas, el abuelo Coqui corrió con él tras la pelota mientras el abu Edu le cantaba la canción del sapo Pepe.

A la tardecita el tío Andy y la tía Lili lo pasearon en carretilla por todo el jardín.

Cuando llegó la hora de irse a dormir, Lorenzo estaba muuuy cansado. Y requete feliz.

¡Que vuelva pronto el domingo!
Publicar un comentario

Entradas populares